Francis Bacon. fjzamann art blog

Francis Bacon
un monstruo de la pintura del siglo XX

un pintor de pintores

No quiero escribir un largo y detallado artículo sobre éste autor, a Francis Bacon hoy en día casi todo el mundo lo conoce y obviamente en internet hay muchísima información sobre el mismo, tanto de su vida, como de su obra. Pero tengo que decir que como pintor que soy también me he visto arrastrado por su influencia, esto es normal dada la terrible fuerza tanto visual como en el contenido de su obra pictórica.

SIEMPRE HAY UNA PRIMERA VEZ

Yo tendría poco más de veinte años cuando me iniciaba en esa época en la pintura iba a academias a aprender las bases de los materiales, el color, la composición, el dibujo del natural con modelo humano etc… también en ese tiempo leía cualquier libro que tratara sobre arte en sentido general y pintura en particular, quería ser bueno en esto y para eso era necesario empaparme de todo el conocimiento que pudiese. Aún recuerdo la primera vez que me llamó la atención una imagen de un cuadro de Francis Bacon. Yo estaba ojeando distraídamente algún tomo enciclopédico de arte del siglo XX, cuando al pasar una página me topé con ella. Era un cuadro en el que solo había una figura humana masculina una sombra muy espesa y algunas líneas para abocetar el fondo, un interior con un color de fondo chillón que hacía destacar mucho aquella extraña figura y su evidente soledad. Yo entonces no sabía quién era Bacon lo admito, pero desde entonces tuve que leer todo lo que cayera en mis manos sobre él, y poco a poco fui introduciéndome en su obra y en su biografía.

Su cara menos conocida

Sus dibujos sobre papel son el aspecto de su trabajo más desconocido por el público general, pero son realmente buenos y muy interesantes; además no se conservan pocos precisamente. La técnica empleada aquí es diferente a la de sus pinturas dada la naturaleza de los materiales que usa y la forma de utilizarlos es mucho más libre y experimental si cabe, se nota que está probando ideas para nuevos cuadros que luego aparecerán reflejadas en estos en algún momentos de su obra.

Algunos de estas obras incluyen colores utilizando ceras y otras técnicas secas similares además de cartulinas de colores para los fondos uniformes, mientras que otros son meros apuntes a la lápiz o grafito. Los formatos suelen ser en muchos casos similares a sus cuadros o algo más reducidos.

Algunos ejemplos:

Dibujo de Francis Bacon
Uno de los muchos dibujos sobre papel que realizó Francis Bacon

Abajo tres ejemplos de dibujos a grafito o carboncillo característicos de bacon:

Fascinación por la violencia y lo irracional
para resaltar la fragilidad humana

Es normal caer en la fascinación hacia la obra de Bacon, por la misma naturaleza de esta y la propia intención que el artista volcó sobre las mismas. El mismo llegó a decir en alguna entrevista que lo que pretendía no era ilustrar ni hacer pintura narrativa o descriptiva, sino que su interés básico cuando pintaba un cuadro era llegar al sistema nervioso del espectador de forma inmediata, y en concreto a la parte más primitiva del mismo, el sistema límbico (parte del cerebro que incluye el tálamo, el hipotálamo y la amígdala cerebral, que regula las emociones, la memoria, el hambre y los instintos sexuales.) Ciertamente sus pinturas son inquietantes y le hacen a uno estar alerta cuando las contempla.

Bien, muy interesantes estos aspectos psicológicos en cuanto a la intención en las obras de Bacon. Pero realmente lo que más me llama la atención de este pintor es su extraordinario técnica tanto en el manejo del color como en la aplicación de la materia sobre el lienzo.

En muchas ocasiones utilizaba el reverso del lienzo por la parte sin imprimatura y aprovechaba la textura áspera u ese particular agarre de la materia pictórica cuando arrastraba con violencia el pincel o la paleta, también ese color marrón tostado claro que la tela de lino puede verse en pinturas suyas.

En este artista es interesante también observar la evolución del estilo de su obra en conjunto, se producen cambios bastante evidentes a lo largo de su trayectoria como en el color y la reducción de la materia, antes muy densa y empastada y después más fina y sutil.

Bacon pintó varios cuadros con esta temática de personas desnudas luchando y/o teniendo sexo, siempre despojando al ser humano de cualquier rastro de racionalidad, más parecidos a animales salvajes:

Francis Bacon_cuadro con desnudos
Pintura con desnudos de Francis Bacon